Sin una familia, el hombre, solo en el mundo, tiembla de frío

(André Maurois, novelista y ensayista francés)