Cinco razones para hacer un curso

1

Los padres son los primeros educadores de sus hijos.

Los cursos de Family Enrichment contribuyen a que los padres tomen conciencia de su papel protagonista en la educación de sus hijos a pesar de la complejidad de la vida actual. Es una tarea que no se puede delegar y la metodología utilizada es la mejor herramienta para conseguirlo.

2

Profesionalización y anticipación.

El primer paso consiste en el estudio individual de la nota técnica seguido de los debates del caso práctico en las tres fases siguientes:El primer paso consiste en el estudio individual de la nota técnica seguido de los debates del caso práctico en las tres fases siguientes

  • Matrimonial
  • Sesión de grupo
  • Sesión general

Los casos ofrecen la posibilidad de anticipar situaciones con las que los padres se pueden encontrar antes o después, además de poder compartir con otros matrimonios situaciones parecidas.

3

Unión matrimonial

Cuando un matrimonio trabaja el método del caso se implica de tal forma que ambos cónyuges son capaces de descubrir la riqueza que aporta el compromiso de ambos. Educar es enseñar a amar, y reforzar la unión de los padres es asegurar la formación de los hijos.

4

Amistad y objetivación de criterios.

Se fomenta el acompañamiento mutuo entre las familias que ayuda a fortalecer su perfil propio ante un ambiente general no siempre favorable.

5

Diversión y criterios.

Tanto la metodología seguida como el temario facilitan un intercambio sencillo de anécdotas y experiencias ya que el ambiente del curso es una oportunidad de hacer amigos interesados en mejorar y ayudarse mutuamente con amistad y profesionalidad.