Beneficios

Visión

La educación de nuestros hijos exige no sólo querer educar bien sino también saber hacerlo. Al igual que nos formamos para mejorar en nuestra carrera profesional es necesario formarnos como padres. Esta formación ha de ser conjunta, de padre y madre, y continua, con capacidad para adaptarse a las necesidades específicas de cada etapa de crecimiento de los hijos con unidad de criterio educativo. La educación de los hijos es una tarea que corresponde a los padres y esta tarea debe contar con el reconocimiento y apoyo de todos los estamentos sociales.

Historia

En su versión actual, nació en la facultad de Derecho de Harvard en el año 1914. Se expandió rápidamente a otras facultades. La escuela de Negocios de Harvard ha sido el punto de irradiación del método del caso como la base pedagógica en la formación de directivos en todo el mundo.

Qué es y para qué sirve el método del caso

El método del caso es un aprendizaje guiado basado en la discusión. En él, se presentan situaciones de la vida real, frecuentemente abiertas, con uno o varios protagonistas que tienen que resolver problemas y tomar decisiones de cierta importancia.

Este método difiere del modelo de enseñanza basado en el instructor puesto que el aprendizaje descansa en cada alumno, que asume la iniciativa de su propia formación y la de los demás compañeros de curso.

El moderador del caso utiliza las preguntas, el diálogo, el debate y aplica herramientas de análisis y marcos de referencia para que los alumnos se involucren en un entorno de aprendizaje interactivo y retador.

Este enfoque del aprendizaje aumenta la probabilidad de retener más información en la memoria de largo plazo, pero no se queda solamente en eso. El método va mucho más allá de la mera transmisión de conocimiento puesto que incluye el desarrollo de habilidades analíticas de resolución de problemas y toma de decisiones y, también habilidades de comunicación. Además, se cultiva el conocimiento de uno mismo, la capacidad de juicio y la capacidad de liderazgo. El método del caso ayuda a que cada alumno desarrolle la fortaleza necesaria para actuar en situaciones de incertidumbre.

El papel del moderador consiste en ayudar a que los alumnos aporten, a que salga lo mejor de ellos. Un buen moderador no tiene como meta cubrir todos los contenidos previstos para la sesión sino guiar a los alumnos hacia el descubrimiento de puntos de vista críticos a la vez que aprenden lecciones más amplias a través de su propia reflexión.

Los alumnos aportan creativamente en el proceso de aprendizaje que se sigue en el método del caso. Es su responsabilidad el preparar el caso con antelación; primero, individualmente; después, en grupos pequeños. Durante la sesión general, se espera que los alumnos participen tanto con sus aportaciones como escuchando atentamente las de los otros, de modo que impulsan tanto su propio aprendizaje como el de los demás alumnos. El aprendizaje continúa después de la sesión general al reflexionar sobre lo discutido y al aplicar lo aprendido, tanto en el aspecto declarativo con en el procedimental, en el contexto más amplio de la vida social, familiar y personal.